https://i1.wp.com/www.himalayanacademy.com/resources/books/dws/images/dws-S001-e14r.jpg

Los rishis proclaman que nosotros

no somos nuestro cuerpo, mente o emociones. Nosotros somos almas divinas en una maravillosa travesía. Venimos de Dios, vivimos en Dios y estamos evolucionando hacia la unidad con Dios. Somos, en verdad, la Verdad que buscamos. Aum.

Nosotros somos almas inmortales que vivimos y crecemos en la gran escuela de experiencia terrenal en la cual hemos vivido muchas vidas. Los rishis Védicos nos han dado coraje al proclamar la simple verdad, “Dios es la Vida de nuestra vida”. Un gran sabio la expandió aún más diciendo, hay una cosa que Dios no puede hacer: Dios no puede separarse de nosotros. Esto es debido a que Dios es nuestra vida. Dios es la vida en los pájaros. Dios es la vida en el pez. Dios es la vida en los animales. Volverse conciente de esta energía de Vida en todo lo que vive es volverse conciente de su amorosa presencia dentro nuestro. Nosotros somos la conciencia que no muere y la energía que fluye a través de todas las cosas. Profundamente dentro somos perfectos en este mismo momento y tenemos sólo que descubrir y vivir al nivel de esta perfección para ser íntegros. Nuestra energía y la energía de Dios son la misma, siempre surgiendo de la nada. Todos somos hermosas criaturas de Dios. Cada día debemos tratar de ver la energía de vida en los árboles, pájaros, animales y gente. Cuando lo hacemos, estamos viendo a Dios Siva en acción. Los Vedas afirman, “Aquel que conoce a Dios como la Vida de la vida, el Ojo del ojo, el Oído del oído, la Mente de la mente – verdaderamente comprende de lleno la Causa de todas las causas.” Aum Namah Sivaya.

(Danzando con Siva)

Anuncios