Archive for 23 junio 2011

la budeidad

Buda (2)

Practicamos budadharma para alcanzar la budeidad.

Budeidad quiere decir no-sufrimiento

no-engaño

escapar de la existencia cíclica.

La semilla de la budeidad está en todos los seres sintientes,

Pero existe una diferencia entre

Esta semilla búdica

Y la budeidad lograda a través de la meditación.

Sin embargo, si esta semilla no estuviera allí desde el principio,

El fruto de la budeidad no podría madurar.

Esto es verdad

Y debe ser comprendido.

La leche procesada se convierte en mantequilla.

Los seres sintientes purificados se convierten en budas.

La mantequilla no puede tornarse leche otra vez.

Los seres sintientes que han alcanzado la budeidad no pueden regresar.

La budeidad es la comprensión

De la vacuidad de la propia mente de uno.

No-forma,

No-color,

No-tangible,

Esto existe tan solo en los estados impuros.

Pero esta vacuidad

No esta vacía de todas las cosas.

Es vacuidad en la que todo es conocido

Con perfecta claridad.

La esencia de la mente es vacuidad.

La naturaleza de la mente es claridad.

La mente clara y vacía es la budeidad;

El estado de apertura.

Estas tres cualidades no están separadas

Son lo mismo.

En los seres sintientes la vacuidad no es experimentada,

Lo es la ignorancia.

La claridad no es experimentada,

Lo son los seis sentidos.

La verdadera naturaleza de la mente es eterna.

Es no nacida

Y no muere,

Y por lo tanto es eterna.

Solamente muere el cuerpo.

La ignorancia,

Construida sobre lo que reciben nuestros cinco sentidos,

Crea dualidad,

Obstrucciones

E ilusiones

Con las cuales percibimos el mundo.

El samsara y el nirvana no son diferentes,

Solo nosotros los percibimos como tal.

Existen seis reinos de existencia:

Tres superiores

Y tres inferiores

En los que hay muchos seres.

El número de seres en el infierno

Es igual al

Número de átomos en el mundo.

Aquellos en el reino animal

Son iguales al número de copos de nieve de una tormenta.

El de seres humanos es igual al número de estrellas

En el cielo nocturno.

El de preciosas vidas humanas es igual al número de estrellas

Durante el día

Pero quizás estos reinos

Son tan solo estados de mente.

Buda dijo

Que estos estados son tanto reales como irreales

Como un sueño.

Cuando estas soñando es real

Cuando te despiertas es irreal

Todas las cosas son reales o irreales.

El reflejo de la luna en el agua

No es realmente la luna

Pero es real

Porque puedes verlo.

En el hinayana

Todo lo ilusoriamente bueno y malo se detiene.

En el mahayana

Todo lo ilusoriamente malo es gradualmente transformado.

En el vajrayana

La transformación de todo lo ilusoriamente malo a bueno

Es la practica.

Cuando pensamos en un país

Solamente unos pocos lugares vienen a la mente.

De la misma manera

Cuando pensamos acerca del ser

Uno puede conocer tan solo una pequeña parte

Y la naturaleza búdica no surgirá;

Entonces se desvanece.

La mente en esencia es pura.
( Impulsos Mentale Por Kalú Rimpoché )

EL EGOISMO Y EL MAL

2dgrznq

Siempre vemos triunfar a la gente astuta y deshonesta, en tanto que la gente honrada y sincera es siempre la víctima, siempre son los derrotados.

Alguien preguntó a Buda: Tú dices: “La verdad gana, la verdad siempre resulta victoriosa”, pero siempre estamos viendo suceder lo contrario en el mundo, y Buda contestó: “Al final, en ultimo término, la Verdad se impone, mientras que la falsedad fracasa”

Al principio, todas las apariencias indican que la piedra ganará porque es una piedra de granito, y la pobre agua, sin fuerza, sin forma, incapaz de ofrecer resistencia, sin ego, muy humilde, tan humilde hasta el punto de estar buscando siempre un hueco donde esconderse, la pobre agua ¿Cómo va a ganar?

La Verdad parece ser como el agua, es como el agua; la falsedad es una piedra de granito. Si miras en la eternidad lo más blando es lo que gana y lo más duro es lo que pierde; pero si ves con una mente muy miope, lo más dura parecerá ganar.

¿Cuál es la sustancia más blanda del mundo? Hay dos: en el mundo externo la sustancia más blanda es el agua; en el mundo interior la sustancia más blanda es el amor, agua y amor son iguales en muchos sentidos y debes comprenderlo. El agua busca las oquedades y el amor también. Si eres egoísta, el amor no puede llegar a ti, porque eres un pináculo de ego, una cumbre. Estás tan lleno de ti mismo que el amor no puede alcanzarte. El amor necesita que seas un vacío, un espacio sin obstáculos, por eso los egoístas no pueden amar ni ser amados. Lo desean mucho, piden amor, hacen todo lo que pueden para lograr ser amados, pero fracasan siempre y por completo.

( Enseñanzas espirituales  de osho )

Espiritus buenos y malos.

Alma_latios

Los Espíritus buenos prescriben sólo el bien. Toda máxima, todo consejo que no esté estrechamente conforme con la pura caridad, no puede ser la obra de Espíritus buenos.

Los Espíritus superiores tienen un lenguaje siempre digno, noble, elevado, sin mezcla de ninguna trivialidad; todo lo dicen con sencillez y modestia; jamás se alaban ni hacen nunca ostentación de su saber ni de su posición entre los otros. El de los Espíritus inferiores o vulgares tiene siempre algún reflejo de las pasiones humanas; toda expresión que resienta la bajeza, la suficiencia, la arrogancia, la presunción y la acrimonia es un indicio característico de inferioridad.

Los Espíritus buenos nunca mandan; no se imponen, sino que aconsejan, y si no se les escucha, se retiran. Los malos son imperiosos, dan órdenes, quieren ser obedecidos, pero no se van aún cuando no lo sean. Son exclusivos y absolutos en sus opiniones y pretenden tener ellos solos el privilegio de la verdad. Exigen una creencia ciega, y no quieren sujetarse a la razón, porque saben que la razón les quitaría la máscara.

Los Espíritus buenos no adulan; cuando se hace el bien lo aprueban, pero siempre con reserva; los malos hacen el elogio exagerado, estimulan el orgullo y la vanidad predicando la humildad, y procuran exaltar la importancia personal de aquellos cuya voluntad quieren captarse.

Los Espíritus buenos aconsejan siempre cosas perfectamente racionales; toda recomendación que se apartase de la línea recta del buen sentido o de las leyes inmutables de la naturaleza, indica un Espíritu limitado y por consiguiente poco digno de confianza.

La Inteligencia y conocimiento de un Espíritu, ¿es siempre la señal de su elevación?

No, porque si aún está bajo la influencia de la materia, puede tener nuestros vicios y nuestras preocupaciones. Hay personas inteligentes en este mundo que son excesivamente celosas y orgullosas. ¿Crees, acaso, que dejan estas imperfecciones cuando mueren?

La inteligencia y el conocimiento está lejos de ser una señal cierta de superioridad, porque la inteligencia y la moral no siempre marchan juntas. Un Espíritu puede ser bueno, benévolo y tener conocimientos limitados, mientras que un Espíritu inteligente e instruido puede ser muy inferior en moralidad.

Estos Espíritus medio imperfectos son más temibles que los Espíritus malos, porque la mayor parte reúnen la astucia y el orgullo a la inteligencia. Por su pretendido saber imponen a las gentes sencillas e ignorantes, que aceptan sin comprobar sus teorías absurdas y mentirosas; aún cuando estas teorías no pudiesen prevalecer contra la verdad, no por eso dejan de hacer un mal momentáneo, porque ponen trabas a la marcha del Espiritismo y los médiums se ciegan voluntariamente sobre el mérito de lo que se les comunica. Esto es lo que requiere un gran estudio de parte de los espiritistas ilustrados y de los médiums; toda la atención debe dirigirse a distinguir lo verdadero de lo falso.

Los Espíritus malos no engañan sino a los que se dejan engañar..

Meditar

Un buen camino para evitar ansiedad y tensión es realizar en algún momento del día una relajación profunda y reflexionar, pavanamuktasana .
Elija un lugar cómodo de su casa mullido o en el piso sobre un almohadón. Respire profundamente y de forma pausada, hasta lograr un estado de tranquilidad. Verá que de ese modo se van alejando tensiones, ya no piensa en sus preocupaciones y el cuerpo logra una sensación placentera de
bienestar. Esto ocurre porque se está relajando. Se siente muy flojo, mientras la respiración continúa pausada y profunda, el cuerpo no pesa. Así comienza a sentir que con cada inspiración el cuerpo se relaja.
Una vez que se logró este estado de rofunda relajación, el paso siguiente será meditar. Es muy sencillo: observe las imágenes que aparecen en su fantasía. Puede aparecer cualquier cosa, durante la incesante actividad de la mente. Tal vez una persona, un objeto, imágenes irreales, luces de colores. La idea es que sin pensar, ni detenerse en alguna imagen que surja sólo las observe y deje que sigan apareciendo distintas fantasías.
No es difícil. Durante la relajación es natural que el cerebro produzca imágenes o ideas diversas. Pero si usted se detiene en algunas de ellas, ahí justamente comienza el “pensar” y el especular sobre algo en especial. No haga esto, sólo deje transcurrir las fantasías como si observara pasar los fotogramas de una película de cine.

Meditaciones en audio.

 

 

Para reflexionar..

image

Cuentan que una noche, cuando en la casa todos dormían, el pequeño Ernesto de cinco
años se levantó de su cama y fue al cuarto de sus padres. Se paró junto a la cama del lado
de su papá y tirando de las cobijas lo despertó.
—¿Cuánto ganás, papá? —le preguntó.
—Ehhh… ¿cómo? —preguntó el padre entre sueños.
—Que cuánto ganás en el trabajo.
—Hijo, son las doce de la noche, andate a dormir.
—Sí papi, ya me voy, pero vos ¿cuánto ganás en tu trabajo?
El padre se in corporó en la cama y en grito ahogado le ordenó:
—¡Te vas a la cama inmediatamente, esos no son temas para que vos preguntes! ¡¡y menos a
la medianoche!! —y extendió su dedo señalando la puerta.
Ernesto bajó la cabeza y se fue a su cuarto.
A la mañana siguiente el padre pensó que había sido demasiado severo con Ernesto y que
su curiosidad no me recía tanto reproche. En un in tento de reparar, en la cena el padre decidió
contestarle al hijo:
—Respecto de la pregunta de anoche, Ernesto, yo tengo un sueldo de 2.800 pesos pero con
los descuentos me quedan unos 2.200.
—¡Uhh!… cuánto que ganás, papi —contestó Ernesto.
—No tanto hijo, hay muchos gastos.
—Ahh… y trabajás muchas horas.
—Sí hijo, muchas horas.
—¿Cuántas papi?
—Todo el día, hijo, todo el día.
—Ahh —asintió el chico, y siguió— entonces vos tenés mucha pla ta ¿no?
—Basta de preguntas, sos mu y chiquito para estar hablando de plata.
Un silencio invadió la sala y callados todos se fueron a dormir.
Esa noche, una nueva visita de Ernesto interrumpió el sueño de sus padres. Esta vez traía
un papel con números garabateados en la mano.
—Papi ¿vos me podés prestar cinco pesos?
—Ernesto… ¡¡son las dos de la mañana!! —se quejó el papá.
—Sí pero ¿me podés…
El padre no le permitió terminar la frase.
—Así que este era el tema por el cual estás preguntando tanto de la plata, mocoso impertinente.
Andate inmediatamente a la cama antes de que te agarre con la pantufla… Fuera de
aquí… A su cama. Vamos.
Una vez más, esta vuelta puchereando, Ernesto arrastró los pies hacia la puerta.
Media hora después, quizás por la conciencia del exceso, quizás por la mediación de la
madre o simplemente porque la culpa no lo dejaba dormir, el padre fue al cuarto de su hijo.
Desde la puerta escuchó lloriquear casi en silencio.
Se sentó en su cama y le habló.
—Perdoname si te grité, Ernesto, pero son las dos de la madrugada, toda la gente está durmiendo,
no hay ningún negocio abierto, ¿no podías esperar hasta mañana?
—Sí papá —contestó el chico entre mocos.
El padre metió la ma no en su bolsillo y sacó su billetera de donde extrajo un billete de cinco
pesos. Lo dejó en la mesita de luz y le dijo:
—Ahí tenés la plata que me pediste.
El chico se enjugó las lágrimas con la sábana y saltó hasta su ropero, de allí sacó una lata
y de la lata unas mo nedas y unos pocos billetes de un peso. Agregó los cin co pesos al lado
del resto y contó con los dedos cuánto dinero tenía.
Después agarró la plata entre las manos y la puso en la cama frente a su padre que lo miraba
sonriendo.
—Ahora sí —dijo Ernesto— llego justo, nueve pesos con cin cuenta centavos.
—Muy bien hijo, ¿y qué vas a hacer con esa plata?
—¿Me vendés una hora de tu tiempo, papi?

Cuando alguien te quiere, sus acciones dejan ver claramente cuánto le importás.

          del  libro  ‘El camino del encuentro’  de  Jorge  Bucay

CONECTAR CON TU SER SUPERIOR

YOSOYELQUEHABITAENTUCORAZON

Cada uno de nosotros está conectado con lo Divino. El Ser Superior que está dentro de nosotros trasciende por mucho la comprensión de nuestras mentes conscientes. Este es el poder al que han accedido todos los grandes genios y maestros. También es el espacio de la magia y los milagros en nuestras vidas. Aquí están los pasos para hacer contacto:

¡El 1º paso es CREER que tienes un Ser Superior con quién establecer comunicación!!

Entonces ten la EXPECTATIVA de que esta comunicación mejorará cada día, conforme te enfocas diligentemente en el crecimiento interno. Sin estos dos prerrequisitos esenciales, es difícil lograr cualquier cosa en la vida, incluso en el nivel físico. Estas dos cualidades son esenciales para el crecimiento interno. Así que establece una META para lograr contactar con el Ser Superior, revisa esa meta diariamente y mantén tu propósito con determinación hasta que el éxito sea tuyo.

2. Transforma Tu Visión del Mundo

Somos educados con una visión principalmente materialista del mundo, que niega el papel del Espíritu. Para establecer un contacto cercando con los reinos espirituales, necesitamos que todo nuestro ser – consciente y subconsciente – sea congruente con nuestra meta. En cualquier actividad o meta principal, tienes que establecer las reglas del juego y la forma como se juega. Contactar con tu Ser Superior es lo mismo. Por lo tanto, busca escritos o maestros que expandan tu comprensión del universo, fundamentalmente como un reino de Conciencia y Mente.

3. Soledad

Busca regularmente tiempo para ti, en el cual puedas estar totalmente solo. Es preferible un lugar tranquilo. Simplemente siéntate en silencio sin expectativas. No hagas NADA. Esto puede parecer muy incómodo y extraño al principio. Persiste. Le estás dando tiempo y espacio a la voz interna para que se haga escuchar. Lo hará ya sea durante ese tiempo tranquilo, o durante los eventos del día. Ocurrirá un evento sincrónico, alguien te dirá exactamente lo que necesitas escuchar, vas a obtener un destello de intuición. Todos los grandes genios de la historia se han dado un tiempo regular de soledad y silencio para sí mismos. Tu también deberías.

4. Meditación

En la meditación, trabajas para disciplinar a tu mente y para silenciar la charla interna que siempre la llena. Creas un recipiente puro para que lo llene el Ser Superior. Seguir tu respiración es una disciplina de meditación excelente, como lo es oncentrarse en una flama. O visualizar una esfera dorada de luz en tu Plexo Solar que llena todo tu cuerpo con energía y curación. Hay muchas prácticas que puedes estudiar y usar.

5. Diario

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario. Esto te ayudará a entrar en un contacto más estrecho con tus profundidades intuitivas. Puedes hacerle preguntas a tu Ser Superior aquí, y después registrar cualquier respuesta o intuición que recibas. Si haces esto regularmente con fe y expectativa, RECIBIRAS las respuestas que necesitas.

6. Diálogo Interno

Conduce un diálogo interno regular con tu Ser Superior. Durante los próximos 40 días, decide mantenerte en contacto todo el día. Dile a tu Ser Superior “Yo se que estás allí y quiero conocerte y ponerte atención. Por favor comienza a guiar mi vida”. No te preocupes si este diálogo es enteramente en un solo sentido al principio. Recuerda que has estado fuera d contacto durante décadas. ¡Toma tiempo limpiar las telarañas! Persiste con este diálogo interno como si hablaras con un amigo, platicando, haciéndole preguntas, compartiendo tus esperanzas comienza a escuchar las respuestas. Llegarán.

7. Lecciones de la Vida

Ve la vida como una Escuela de Misterio. Cree que todos los eventos de tu vida, las situaciones y las personas, han sido estructurados PRECISAMENTE con el fin de enseñarte exactamente lo que necesitas saber ahora. ¡Toma la vida como si toda la creación estuviera conspirando para tu beneficio! Cuando algo suceda en tu vida, para bien o para mal, pregúntate cuál es la lección para ti. Incluso situaciones o personas desagradables han sido colocadas deliberadamente allí como un reto que te ayude a crecer. Al comenzar a ver tu vida como una obra en la que tu estás jugando el papel principal, el Ser Superior se volverá mucho más evidente en tu vida. Registra tus descubrimientos en tu diario.

8. Sueños

Espera que tu Ser Superior te hable en sueños. Antes de dormir has algunos estiramientos y relaja tu cuerpo completamente. Pregúntale algo a tu Ser Superior y espera la respuesta. Cuando te levantes, recuerda lo que puedas de tus sueños y escríbelos en tu diario. Si no estás acostumbrado a recordar tus sueños, esto te tomará tiempo y persistencia. Sin embargo, con paciencia, comenzarás a recordar tus sueños Y recibirás respuestas de tu Ser Superior.

9. Conciencia

Enfócate en vivir más y más en el presente, en el AHORA. Cuando estés comiendo, sé consciente de que estás comiendo. Cuando camines, sabe que estás caminando. El único momento real es el ahora – el pasado se ha ido para siempre y el futuro todavía no ha llegado. Por lo tanto, trabaja en limpiar tu mente de preocupaciones, ilusiones y extrapolaciones. Limia el desorden de la mente y crea un espacio para que lo llene el Ser Superior.

10. ¡Paciencia!

Recuerda, puedes haber pasado toda tu vida sin contactar con la Fuente. Por lo tanto, toma tiempo aprender como reestablecer contacto. Todo lo que vale la pena toma tiempo y práctica. Permanece vigilante y practica estos pasos cada día, y vas a recibir las respuestas que necesitas. Recuerda: El Ser Superior QUIERE estar en contacto. De hecho, el simpl hecho de hablar de él como alguien separado de ti es contradictorio. ¡El Ser Superior eres tu! Tu verdadero ser. ¡Así que ponte en contacto CONTIGO!

Sabias enseñanzas de un maestro.

image

Para ser feliz, no importa lo que el mundo te ofrezca, sino lo que tú puedas ofrecer, porque todo lo que se da, regresa y ante los ojos del señor sólo valen las buenas obras.

Al final no te llevarás lo que has guardado, sólo se irá contigo lo que has hecho en favor de los demás, es decir, lo que has dado.

Nunca te quejes: la vida no es fácil. Camino sin piedra no es camino. No te compares con nadie, sólo mídete contigo mismo, es la única manera segura de avanzar.

Ningún ser es infalible. Acepta tus errores, los ajenos no justifican los tuyos. Pide que te disculpen y corrígete. La humildad es una virtud maravillosa casi inalcanzable, pero no imposible.

Con los años aprenderás que son los atajos los que alargan el camino; que la ruta más rápida y segura es la que ya conoces, que nada es gratis en la vida; que todo debes ganártelo o merecértelo, que ser útil es mejor que ser importante. Aprende a dominar tus iras. Sé tolerante, cuántas veces lo serán contigo.

Jamás agredas. No olvides lo que dijo el poeta: "El golpe daña más al que lo da que al que lo recibe".

Estira la mano sólo para dar ayuda, quiere a tus parientes y amigos con todos sus defectos o correrás el riesgo de quedarte solo, porque el ser  perfecto no existe y acostúmbrate a escuchar. Los consejos no se discuten, se agradecen.

Recuerda que la belleza es fugaz; que el poder es circunstancial y que la riqueza es ajena; que a fin de cuenta sólo es tuyo lo que consumes; que por más dinero que tengas no serás mejor, no sabrás más, ni serás más bueno, ni siquiera podrás comer o dormir más que cualquier mendigo.

En todos los actos de tu vida trata de ser justo; piensa en los demás; deja que tu corazón cumpla con su deber. Su destino es querer. Para eso lo hizo Dios, por lo menos eso pensamos los maestros.

Cada vez que sientas ternura por los tuyos, no te contengas. Todos tenemos la necesidad increíble de cariño, sea cual fuere tu edad. Ten tus cosas en orden. El Señor puede llamarte en cualquier momento.

Enseña a vivir con amor a tu familia. Si están alejados, resentidos, perdónense. Nunca es tarde. La vida es tan corta. Quiéranse mucho ahora que pueden hacerlo, que están presentes.

( Tu Maestro )