Archive for 25 julio 2011

Soltar la carga que llevamos .

 El maestro narró a sus discípulos el siguiente relato:

– Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra, igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar.

¿Qué piensan ustedes de ese hombre? Preguntó el maestro

– Que es un necio -respondió uno de los discípulos- ¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?

Dijo el maestro: – Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos.

Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.
Así dijo el Maestro, y los discípulos se hicieron el propósito de no cargar nunca el peso del odio o del resentimiento.

Lux, Pax

Camino de la calma mental.

En este video se representa el desarrollo del shi-né, hay un elefante que simboliza la mente del meditador. Una vez que el elefante es domado, nunca vuelve a desobedecer a su maestro volviéndose útil para desarrollar numerosos trabajos. Lo mismo se aplica a la mente. Más aún, un elefante salvaje y sin domar es peligroso causando a menudo una terrible destrucción. De la misma manera, una mente que no ha sido entrenada puede causar sufrimientos

Al comienzo, el desarrollo de la concentración del elefante es totalmente negro. Esto se debe a que en la etapa inicial de desarrollo del shi-né el letargo mental permea la mente. En frente al elefante hay un mono que representa la agitación mental. El mono no puede quedarse quieto ni siquiera un momento y siempre está charlando y con alguien, siendo atraído por cualquier cosa.
El mono conduce al elefante. En este estado de la práctica la agitación mental guía a la mente hacia todos lados.
Detrás del elefante sigue el meditador, quien trata de obtener control de la mente. En una de sus manos sostiene un lazo simbolizando la atención y en la otra un garfio simbolizando el estado de alerta. En este estado el meditador no tiene control sobre su mente. El elefante sigue al mono sin prestar la más mínima atención al meditador.
En la segunda etapa el meditador ha casi alcanzado al elefante.
En la tercera etapa el meditador lanza el lazo sobre el cuello del elefante. El elefante mira hacia atrás, simbolizando que aquí la mente está un poco controlada por el poder de la atención. En esta etapa un conejo aparece sobre el lomo del elefante. Este es el conejo del letargo mental sutil, el cual antes era muy sutil como para ser reconocido pero que ahora es obvio para el meditador.
En estas etapas tempranas tenemos que aplicar la fuerza de la atención más que la fuerza de la aplicación atenta puesto que la agitación tiene que ser eliminada, antes de poderse eliminar el letargo.
En la cuarta etapa el elefante está bastante más obediente. Muy raramente tiene que recibir el lazo de la atención.
En la quinta etapa el mono va detrás del elefante quien en forma sumisa sigue el lazo y el garfio del meditador. La agitación mental no perturbará más la mente en forma pesada.
En la sexta etapa, tanto el elefante como el mono siguen mansamente al meditador. Ahora el meditador no necesita ni siquiera voltearse para mirarles. El ya no tiene más que enfocar la atención para poder controlar la mente. El conejo ha desaparecido.
En la séptima etapa se deja que el elefante siga a su propia voluntad. El meditador ya no necesita darle ni el lazo de la atención ni el garfio de la aplicación atenta. El mono de la agitación ha desaparecido completamente de la escena. La agitación y el letargo nunca más se presentarán en forma burda e incluso, solo ocasionalmente, en forma sutil.
En la etapa octava el elefante se ha vuelto completamente blanco. El sigue detrás del hombre puesto que ahora la mente es completamente obediente. Sin embargo, un poco de energía es todavía requerida para poder mantener la concentración.
En la novena etapa el meditador se sienta en meditación y el elefante se duerme a sus pies. La mente ahora puede permanecer concentrada sin ningún esfuerzo por períodos largos de tiempo, incluso días, semanas o meses.
Estas son las nueve etapas del desarrollo de shiné. La décima etapa es el logro del shi-né real representado por el meditador montando calmadamente sobre el lomo del elefante.
Más allá de ésta, hay una undécima etapa, en la cual el meditador es dibujado como montando sobre el elefante quien ahora camina en otra dirección. El meditador sostiene una espada flameante. Ha entrado ahora en un nuevo tipo de meditación denominada vipasyana, o la más alta interiorización (en Tibetano: Lhag-mthong). Esta meditación se simboliza por la espada flameante, el afilado y penetrante implemento que corta hacia la realización de la vacuidad.
En varios sitios de este diagrama aparece un fuego. Este fuego representa el esfuerzo requerido para la práctica del shi-né. Cada vez que este fuego aparece es menor que el anterior y eventualmente desaparece. En cada etapa sucesiva de desarrollo menos energía se requiere para mantener la concentración y eventualmente no se necesita ningún esfuerzo. El fuego reaparece en la etapa undécima, cuando el meditador ha tomado la meditación en el vacío.
También en el diagrama aparecen las imágenes de comida, vestido, instrumentos musicales, perfumes y un espejo. Ellos simbolizan las cinco fuentes de agitación mental como son los cinco objetos sensuales: aquellos del gusto, el tacto, el sonido, el olor y la vista respectivamente.

La prueba del maestro

image

Una tarde de verano, un maestro zen propuso una prueba a tres de de sus alumnos, la prueba consistía en subir a la cima de una montaña, los alumnos aceptaron encantados, la montaña no era muy alta y se podía acceder muy fácilmente a la cima por medio de un camino. Al otro día muy temprano el maestro y sus alumnos se encontraron en la falda de la montaña, antes de subir a la cima el maestro cargo con un saco de piedras al primer alumno, al segundo le pinto la cara de rojo, y al tercero le dio un caballo. Al medio día el maestro y sus alumnos se encontraron en la cima, ¿Como estáis?- pregunto el maestro a sus alumnos.

El alumno que llevaba el saco de piedras dijo: estoy cansado maestro pero contento por que ahora bajare la montaña sin el saco de piedras. El alumno de la cara pintada, muy serio dijo:

Maestro estoy enfadado durante mi trayecto la gente que se cruzaba en mi camino se reía y se burlaba de mi, y por ultimo el alumno que subió en caballo dijo: Pues yo tampoco estoy muy contento maestro aunque no e tenido que hacer ningún esfuerzo físico y nadie se burlo de mi, me duele el trasero de ir subido en el caballo. El maestro miro al alumno del saco de piedras y dijo: tu solo piensas en el futuro, abecés en la vida tendremos que llevar una carga pesada, cuando nos liberemos de ella tendremos que vivir ese momento sin pensar en el futuro. Luego el maestro miro al alumno de la cara pintada y dijo : tu solo piensas en el pasado, a lo largo de nuestra vida viviremos momentos de angustia y de dolor pero no podemos estar recordándolos siempre hay que vivir en el ahora sin pensar en el futuro o pasado. Por ultimo el maestro miro al alumno que iba montado en caballo, y dijo : tu eres el único que vive en el presente, pero también eres el mas egoísta, solo piensas en ti mismo, no piensas en el esfuerzo que a echo el caballo en traerte asta aquí, por mucho que vivas en el ahora si no te libras de tu ego seguirás perdido en tu camino interior.

Autor : Alvaro Gutiérrez castillo ( ALKIMISTADH )

La ascensión

Chakras-01

La ascensión es simplemente la manera de llevar la totalidad de tu ser a otra dimensión de tu conciencia aceptada.  La muerte es ciertamente una manera de llegar ahí, pero eso significa permitir que la estructura del cuerpo envejezca, se desmorone, y deje de ser.  Entonces ya no tienes tu cuerpo.  La ascensión es llevarte el cuerpo contigo.
Todos aquéllos que han ascendido en este plano, trascendieron lo último, que es la muerte.  Ellos aprendieron a elevar, mediante el poder de su pensamiento. La frecuencia vibratoria de las estructuras moleculares de su cuerpo, hasta el punto en que pudieron llevárselo con ellos hasta la existencia de la luz.  Pasando así por encima de la muerte para siempre.

Todos los que estáis aquí sois capaces de ascender, porque aquello que se esconde detrás de la ilusión de la carne es el creador de todos los universos; y tú, por decisión propia y a través del pensamiento ilimitado, puedes hacer que ocurra esta manifestación.  Cuando aprendas a dominar el juicio contra tus propios pensamientos, y te permitas recibir todo el pensamiento, tendrás el poder y la capacidad de convertirte en cualquier ideal que puedas imaginar.  Entonces puedes hacer o convertirte en cualquier cosa con el pensamiento.  Puedes tomar tu pensamiento, concentrarlo en el cuerpo y ordenarle a éste que vibre más deprisa.  El cuerpo entonces, se elevará hasta el ideal que el pensamiento está manteniendo constantemente.  La totalidad del cuerpo empezará a vibrar a una velocidad mucho mayor.  Mientras hace esto, la temperatura del cuerpo aumentará y éste empezará a brillar  Al continuar vibrando más rápidamente, la materia del cuerpo pasará a luz pura, y de ahí a pensamiento puro.  Entonces, aquello que era visible dejará de ser visto.

( Extraído del libro- Ramtha – Al Dios Que Vive Dentro De Ti )