r93bih

Lo que llamamos “nacimiento” no es más que una nueva forma o expresión de la energía impersonal, de la totalidad de la vida, que empieza a manifestarse como un nuevo “nombre” y una nueva “forma”

Por lo cual, lo que llamamos “muerte” no es más que su contrapartida … una expresión de esa única energía que deja de manifestarse en la forma, nada más … nada desaparece ni deja de existir, nada se termina en realidad, porque esa energía o fuerza vital sigue viva donde quiera que esté, en cualquier forma que asuma o en lo “sin forma”, en el cielo (como se dice normalmente para expresar lo que no tiene forma pero tampoco es vacío), como un ser en potencia.

Cuando un ser sensible “muere”, sólo significa que esa vida ya no tiene forma de expresarse en ese cuerpo, porque ahora no le sirve más como instrumento.

( Desconosco el autor )

Anuncios