tantra_y_amor_consciente_9

Cuando logras amar conscientemente, sin caer en la trampa de la biología, sin ser la víctima de la naturaleza, entonces no te enamoras, sino que te elevas en el amor.
El amor mismo se convierte en un estado de consciencia y adquieres cada vez más consciencia en tu relación.
Te interesas por tu pareja, pero no la utilizas.
Te interesas y compartes, pero no posees.
Liberas a la otra persona y a través de esa liberación, te liberas a ti mism@.
Así, los dos se convierten en compañeros de un viaje infinito.
Se ayudan entre si, porque el camino tiene obstáculos; el sendero es largo y el viaje es eterno.
Y es muy bueno estar con alguien con quien puedes compartir cada angustia, con quien puedes compartir el dolor, con quien puedes compartir cada dicha y cada momento de silencio.
Alguien con quien puedes establecer comunicación, a quien puedes explicar lo que sucede en tu interior y de quien tienes la certeza de que te ayudará independientemente de lo que suceda.
Una persona de quien tienes la certeza de que te amará sin importar la situación-buena o mala, de felicidad o tristeza, de enojo o alegría-.
No hay necesidad de ocultarle nada a la persona amada.
Ambos pueden permanecer abiertos y vulnerables, y el amor será incondicional independientemente de la situación.
Es un amor sin condiciones.

"OSHO."

Anuncios