overlay

"Cuando el océano te llama , confía en el, da un salto y desaparece. La persona de fe sabe soltar, sabe rendirse, sabe fluir con el rio en lugar de empujarlo. Va con la corriente donde le lleve. La persona sin fe es temerosa y débil por ello temen rendirse y se creen fuertes ,no pueden soltar ni fluir. Su fuerza es su debilidad. La persona de fe, se entrega a su ser, en su entrega es fuerte, sabe soltar y fluir".

Anuncios