mujer

– Maestro, ¿cuál debe ser mi actitud ante la mujer de mi prójimo?.
– Hijo, debes guardar el más profundo respeto y consideración ante la mujer en general. Para empezar, no existe eso de “la mujer de tu prójimo” porque la mujer no es propiedad de nadie; eso es un mandamiento propio de bárbaros. La mujer elige, tal como lo hace el hombre. Debes considerarla tu
igual, en derechos y responsabilidades.

Anuncios