Posts from the ‘Cuentos con sabiduria’ Category

El maestro y la serpiente.

Para Reflexionar.!!

Una serpiente había mordido a tantos habitantes de la aldea que eran muy pocos los que se atrevían a aventurarse en los campos. Pero era tal la santidad del Maestro que se corrió la noticia de que había domesticado a la serpiente y la había convencido de que practicara la disciplina de la no violencia.

Al poco tiempo, los habitantes de la aldea habían descubierto que la serpiente se había hecho inofensiva. De modo que se dedicaban a tirarle piedras y a arrastrarla de un lado a otro agarrándola por la cola.

La pobre y apaleada serpiente se arrastró una noche hasta la casa del Maestro para quejarse.

El Maestro le dijo:

– Amiga mía, has dejado de atemorizar a la gente y eso no es bueno.

– ¡ Pero si fuiste tú quien me enseño a practicar la disciplina de la no violencia !

– “ Yo te dije que dejaras de hacer daño, no de silbar ”.

La puerta negra

cats
Érase una vez en un país muy lejano un rey que era muy polémico por sus acciones.Tomaba a los prisioneros de guerra y los llevaba hacia una enorme sala. Los prisioneros eran colocados en grandes hileras en el centro de la sala y el rey gritaba diciéndoles:
– Les voy a dar una oportunidad, miren el rincón del lado derecho de la sala.
Al hacer esto , los prisioneros veían a algunos soldados armados con arcos y flechas, listos para cualquier acción.
– Ahora, continuaba el rey , miren hacia el rincón del lado izquierdo.
Al hacer esto, todos los prisioneros notaban que había una horrible y grotesca puerta negra, de aspecto dantesco, cráneos humanos servían como decoración y el picaporte para abrirla era la mano de un cadáver. En verdad , algo verdaderamente horrible solo de imaginar , mucho más para ver.
El rey se colocaba en el centro de la sala y gritaba:
– Ahora escojan ¿qué es lo que ustedes quieren? ¿Morir clavados por flechas o abrir rápidamente aquella puerta negra mientras los dejo encerrados allí? Ahora decidan, tienen libre albedrío , escojan.
Todos los prisioneros tenían el mismo comportamiento: a la hora de tomar la decisión, ellos llegaban cerca de la horrorosa puerta negra de más de cuatro metros de altura, miraban los cadáveres, la sangre humana y los esqueletos con leyendas escritas del tipo: "viva la muerte", y decidían:
– Prefiero morir atravesado por las fechas.
Uno a uno, todos actuaban de la misma forma, miraban la puerta negra y a los arqueros de la muerte y decían al rey:
– Prefiero ser atravesado por flechas a abrir esa puerta y quedarme encerrado.
Millares optaron por lo que estaban viendo que hacían los demás: elegir la muerte por las flechas.
Un día, la guerra terminó. Pasado el tiempo, uno de los soldados del pelotón de flechas estaba barriendo la enorme sala cuando apareció el rey. El soldado con toda reverencia y un poco temeroso, preguntó:
– Sabes, gran rey, yo siempre tuve una curiosidad, no se enfade con mi pregunta, pero, ¿qué es lo que hay detrás de aquella puerta negra?
El rey respondió:
– Pues bien, ve y abre esa puerta negra.
El soldado, temeroso, abrió cautelosamente la puerta y sintió un rayo puro de sol besar el suelo de la enorme sala, abrió un poco más la puerta y más luz y un delicioso aroma a verde llenaron el lugar.
El soldado notó que la puerta negra daba hacia un campo que apuntaba a un gran camino. Fue ahí que el soldado se dio cuenta de que la puerta negra llevaba hacia la libertad.
Reflexion : Elegir y Traspasar la puerta negra es liberarse del miedo a lo desconocido y hayar la libertad.

Libro sagrado. ( Para Reflexionar )

cats

Érase una vez un hombre que formó un camino espiritual y al que todos consideraban una persona muy ilustrada.

Sus seguidores adoptaron la costumbre de registrar en un libro todas las instrucciones que el maestro daba. Con el paso de los años, el libro alcanzó un considerable volumen con un copioso registro de toda clase de instrucciones.

A los seguidores de este camino se les aconsejaba no hacer nada sin primero consultar en el libro santo. Donde quiera que fueran, sin importar qué hicieran, debían consultar el libro, una especie de manual para guiar sus vidas.

Un buen día, mientras cruzaba un puente de madera, el maestro cayó al río. Los seguidores estaban allí, junto a él, pero ninguno sabía qué hacer en tales circunstancias. Decidieron entonces, consultar al libro santo.

Ayuda, – gritaba el maestro. No sé nadar

– Espere unos momentos, Maestro. No se ahogue – respondieron los discípulos. Estamos consultando el libro santo. En algún lugar tienen que estar las instrucciones a seguir en caso de que usted caiga al río mientras cruza un puente de madera.

Mientras los discípulos recorrían las páginas del libro buscando las instrucciones apropiadas, el maestro desapareció bajo el agua..

Respeto a la mujer.

mujer

– Maestro, ¿cuál debe ser mi actitud ante la mujer de mi prójimo?.
– Hijo, debes guardar el más profundo respeto y consideración ante la mujer en general. Para empezar, no existe eso de “la mujer de tu prójimo” porque la mujer no es propiedad de nadie; eso es un mandamiento propio de bárbaros. La mujer elige, tal como lo hace el hombre. Debes considerarla tu
igual, en derechos y responsabilidades.

Comunicación. !!

cats

Para Reflexionar.!!
– Maestro, ¿Cuál es la actividad más frecuente que realiza el ser humano en un día normal? ¿Hace negocios? ¿Hace el amor? ¿Trabaja en una oficina? ¿Ejerce un oficio? ¿Holgazanea?.
– Hijo, el 70% de un día el hombre lo ocupa en comunicarse. Sea en forma oral, escrita, por signos, corporal, leyendo o escribiendo, el hombre se comunica. Eso es lo que más hace. Sin comunicación no hay sociedad humana.

CUENTO ZEN.

image

Cuento Zen para Reflexionar.!!
– Maestro, ayer en el autobús venía una mujer bailando y contorsionándose en su asiento al compás de la música. Parecía una loca y todos la mirábamos sin decir nada. ¿Es que se puede no tener vergüenza?
– Hijo, tu deberías tener vergüenza de tu observación y pregunta. Por lo que
me dices, esa mujer era el único ser feliz en ese ómnibus; todos los demás eran palos secos preocupados de sus pequeñas cosas y del qué dirán los demás.
Leer más…

“Examen de filosofía”

image

Un profesor de filosofía entra en clase para hacer el examen final a sus alumnos. Poniendo la silla encima de la mesa dice a la clase:
– Usando cualquier conocimiento aplicable que hayan aprendido durante este curso, demuéstrenme que esta silla no existe.
Todos los alumnos se ponen a la tarea, utilizando sus lápices y gomas de borrar, aventurándose en argumentos para probar que la silla no existe. Pero un alumno, después de escribir rápidamente su respuesta, entrega su examen ante el asombro de sus compañeros…
Cuando pasan unos días y entregan las notas finales, ante la estupefacción de todos, el alumno que entregó su examen en 30 segundos obtiene la mejor calificación. Su respuesta fue:
– "¿Qué silla?"