El `pais de la risa.

 

El maestro estaba de un talante comunicativo, y por eso sus discípulos trataron de que les hiciera saber las fases por las que había pasado en su búsqueda de la divinidad. Primero, les dijo:
- "Dios me condujo de la mano al País de la Acción, donde permanecí una serie de años. Luego volvió y me condujo al País de la Aflicción, y allí viví hasta que mi corazón quedó purificado de toda afección desordenada. Entonces fue cuando me vi en el País del Amor, cuyas ardientes llamas consumieron cuanto quedaba en mi de egoísmo. Tras de lo cual, accedí al País del Silencio, donde se desvelaron ante mis asombrados ojos los misterios de la vida y de la muerte".
- ¿Y fue ésta la fase final de tu búsqueda? le preguntaron.
- No respondió, el Maestro…Un día dijo Dios:
- "Hoy voy a llevarte al santuario más escondido del Templo, al corazón del propio Dios… Y fui conducido al País de la Risa."

La mirada del amor.

 

corazon-y-ojos

El rey estaba enamorado de Sabrina una mujer de baja condición a la que el rey había hecho su última esposa.
Una tarde, mientras el rey estaba de cacería, llegó un mensajero para avisar que la madre de Sabrina estaba enferma. Pese a que existía la prohibición de usar el carruaje personal del rey (falta que era pagada con la cabeza), Sabrina subió al carruaje y corrió junto a su madre.
A su regreso, el rey fue informado de la situación. – ¿ No es maravillosa ? – dijo – Esto es verdaderamente amor. No le importó su vida para cuidar a su madre. Es maravillosa..
Cierto día, mientras Sabrina estaba sentada en el jardín del palacio comiendo fruta, llegó el rey. La princesa  lo saludó y luego le dio un mordisco al último durazno que quedaba en la canasta.
- ¡Parecen ricos! – dijo el rey.
- Lo son – dijo ella y alargando la mano le cedió a su amado el último durazno.
- ¡ Cuánto me ama ! – comentó después el rey – Renunció a su propio placer, para darme el último durazno de la canasta. ¿no es fantástica?
Pasaron algunos años y vaya a saber por qué, el amor y la pasión desaparecieron del corazón del rey. Sentado con su amigo más confidente, le decía:
- Nunca se portó como una reina…¿acaso no desafió mi investidura usando mi carruaje? Es más, recuerdo que un día me dio a comer una fruta mordida..
(Jorge bucay)

Moraleja : Si tu percepción  se ajusta a medida con la realidad que mas te conviene, desconfía de tu percepción, ya que no es real.

Tres Tipos De Plenitudes.

 

4kfipz
1. La plenitud del vaso, que retiene y no da; Son personas que se dedican a almacenar titulos y virtudes intelentuales de todo tipo,sin una sabiduria interior propia. Son servidores de su egoísmo.
2. La del canal, que da y no retiene;Son personas que se desgasta en palabras, que se pasa la vida haciendo y haciendo cosas.  Padecen la neurosis de la acción, , creen estar sirviendo a los demás, pero su servicio es, a veces, un modo de calmar sus picores de alma. Dan y no retienen. Y después de dar, se sienten vacíos.
3. La de la fuente, que crea, retiene y da; Son personas que dan de lo que han hecho sustancia de su alma, que reparten como las llamas, encendiendo la del vecino sin disminuir la propia, porque recrean todo lo que viven y reparten todo cuanto han recreado. Dan sin vaciarse, riegan sin decrecer, ofrecen su agua sin quedarse secos.

Naturaleza..!!

https://oscuridadluz.files.wordpress.com/2015/02/f0a7e-la-rana-y-el-escorpic383c2b3n-10.jpg?w=570

Un chiquillo, reiteradamente decepcionado y traicionado por alguien que él creía amigo, se lo contó a su padre preguntándole por qué pasan estas cosas. El padre le respondió contándole esta historia:
Un día un escorpión llegó a la orilla de un río y, teniendo que pasar al otro lado, empezó a buscar un medio que le llevase sin riesgo de ahogarse. De repente, viendo a una rana que estaba tomando el sol, una idea hizo mella en su mente. Decidió formularle su propósito preguntándole:

- Oye rana, ¿ podrías llevarme a la otra orilla nadando conmigo en la espalda ?
La rana le contestó:
- ¿ De verdad me crees tan idiota ? Sé muy bien que una vez subido en mi espalda me clavarás tu aguijón matándome.
- No seas tonta -replicó el escorpión- ¿ cómo podría hacerte eso ? ¿Acaso no sabes que nosotros no sabemos nadar y que si yo te matase moriría contigo ?

La rana, reasegurada por este razonamiento lógico pensó: ” Es verdad. Si me matara, él también se moriría y no creo que esa idea le guste.

- De acuerdo, sube. Te llevaré -dijo el batracio.

El escorpión se acomodó en la espalda de la rana y ésta empezó a cruzar el río. Una vez llegados a la mitad del torrente, en el punto más profundo, el escorpión levantó su pincho y, de un rápido golpe, lo clavó en la cabeza de la rana. Esta, agonizando atónita, apostrofó:

- ¿ Qué has hecho, imbécil ? ¡ Ahora te vas a morir tú también, cretino !
- Lo sé – contesto el alacrán – pero soy un escorpión y esta es mi naturaleza.

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 83.000 veces en 2014. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 4 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

Desafios..!!

    cats

Un día un viejo campesino fue a ver a Dios y le dijo:
– Mira, tú debes ser Dios y debes haber creado el mundo, pero hay una cosa que tengo que decirte: – No eres un campesino, no conoces ni siquiera el ABC de la agricultura. Tienes algo que aprender.
Dios dijo: ―¿Cual es tu consejo?
El granjero dijo: – Dame un año y déjame que las cosas se hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más.
Dios aceptó y le concedió al campesino un año. Naturalmente pidió lo mejor y solo lo mejor: ni tormentas, ni ventarrones, ni peligros para el grano.
Todo confortable, cómodo y él era muy feliz. El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol, había sol; cuando quería lluvia, había tanta lluvia como hiciera falta. Este año todo fue perfecto, matemáticamente perfecto.
El trigo crecía tan alto que el granjero fue a ver a Dios y le dijo:
-¡Mira! esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja en diez años, aún así tendremos comida suficiente.
Pero cuando se recogieron los granos estaban vacios. El granjero se sorprendió.
Le preguntó a Dios : -¿Qué pasó, qué error hubo?.
Dios dijo: – Como no hubo desafío, no hubo conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo, el trigo se volvió impotente.

"Es imprescindible un poco de lucha. Las tormentas con sus truenos, relámpagos y tristezas, nos enriquecen tanto como la felicidad y la alegría”.

LA LLAMA Y EL CAMBIO.

Maestro, puede una llama extinguirse?

- No. El fuego es eterno, sin principio, sin fin. Lo que tu vez en este medio dimensional, es aparecer y desaparecer, pero el fuego siempre está ahi.

- Qué hacer con el fuego?

- Nada puedes hacer con el fuego. El fuego hace en ti. El fuego te quema y te transforma… te renueva… saca eso que hay escondido en ti. Tú eres el fuego que devora la vida, que existe, que se mueve infinitamente aun en estado de quietud, así como está quieta la base de la llama que se enciende en la hoguera, el movimiento está en ella, en sus puntas, en sus límites. Así eres tú. Eres vida renovándose en el exterior, pero en tu origen, en lo que eres, siempre estás en quietud firme, que sostiene y que aviva tu movimiento exterior. Entonces, hagas lo que hagas, es el fuego que tú eres, quien te moldea, quien te crea, quien te guía, quien te cambia, quien te ama.

- Maestro, cómo cambiar el mundo?

- Porqué crees que hay que cambiar el mundo? qué no te gusta del mundo? cómo quisieras que fuera?

- Hay mucha violencia, sufrimiento, pobreza y desconocimiento de la verdad y a mi me gustaría que fuera pacífico, que todos tuvieran las mismas oportunidades, que todos andarán felices y contentos sabiéndose seres completos, celestiales y amados.

-Desde qué punto de referencia estás juzgando estas cosas? es eso que tú eres lo que te dicta todo esto?

- No lo se maestro, solo lo veo y así lo siento. Siento que las cosas no andan bien, que deberían de cambiar.

- Quién dentro de ti se sentiría alagado y feliz con tales cambios?

- Mi ser superior, maestro.

- Cómo te lo hace saber tu ser superior? te habla al oído, te enseña imágenes… cómo te dice que algo anda mal por aquí?

- Bueno, él siempre está quieto y no me dice nada; parece que solo observa todo y yo deduzco que algo anda mal aquí.

- Pero entonces, quién te dice que algo está mal en el mundo? acaso no te hablé ya sobre la llama? a caso no entiendes que todo el universo es renovado constantemente por la llama, por el fuego creador?

- Si, pero yo deseo que las personas estén bien, que se amen y sean felices.

- Cómo estás seguro de que el mundo anda mal? si tu ser está sólo observando y no te dice nada, porqué crees que hay que hacer algo, quién te lo ha dicho?

- Maestro, amado maestro, será a caso que mi ser observa sin decirme nada, porque el sabe que todo está bien y es mi ego quien quiere que yo crea que todo está mal?

- Cómo puede todo estar bien si tú vez que todo anda patas arriba?

-Porque quizás soy yo quien ve todo negativamente. Quizás soy yo y no el mundo, quien está patas arriba, maestro.

- Cuando se está parado de cabeza todo se ve al revés, nada parece en su lugar. La mente, amado mio, que es insaciable, que se cree sabia, que cree tener la respuesta a toda pregunta y que está segura de que su idea del universo entero es la correcta, no acepta el orden natural de las cosas.

- Pero y si, lo que te he dicho sobre cómo está el mundo, maestro, es el orden de las cosas, si la ignorancia y la infelicidad son parte de ese orden, entonces si comprendo eso, si lo acepto así, ¿no es eso egoísmo con todos?

- Es egoísta el origen de la llama que está quieta y estable en su base, imperturbable, mientras las diferentes puntas de ella misma se mueven a un lado y a otro, crecen y decrecen?

- Creo que no maestro, porque todas esas partes son la misma llama, ubicadas en distintas zonas y con diferentes movimientos rítmicos.

- Tú mismo, amado mio, te has dado la respuesta. Todo está perfecto porque todo es parte del todo y en ese todo, cada ser viviente es libre de crecer o decrecer, de moverse a un lado o al otro. La mente no acepta eso y quisiera que todo estuviera quieto o en movimiento. Recuerda que el fuego de la creación está actuando en todo momento; y así mismo es el ser de cada persona. Cuando dices que tu ser no te dice nada ni hace nada, te está mostrando el camino de tu felicidad. Aceptar las cosas como son, en uno y en los demás, es parte del camino a recorrer. Cuando esto se logra, cuando logras estar quieto y observante como tu ser lo está, adviene algo en tí que te muestra que efectivamente todo está bien. Ya no verás el caos aparente, sino que verás el orden perfecto de las cosas. Sentirás que esas cosas y tú, son lo mismo. Sabrás que si tú cambias tu percepción, ayudarás a cambiar la posición conciencial del mundo. Entonces, amado mio, sí hay que cambiar el mundo, pero desde tí mismo, porque tú mismo eres el mundo que vez.

- Maestro, en el momento de escucharlo y comprenderlo, el mundo a mejorado. Gracias maestro.!!

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 371 seguidores